top of page
IMG_3163.JPG

24 HORAS CON

FLORA SCOTT

Fotógrafo / Cineasta

Una serie de Frank Rodríguez

24 Horas con Flora

Finalmente estamos de vuelta con nuestro cuarto episodio de nuestro  serie que documenta un día en la vida de un individuo creativo.

Frank Rodríguez continúa nuestra nueva serie pasando un día con Flora, una talentosa fotógrafa y aspirante a cineasta. A través de una sesión de preguntas y respuestas y fotografías de películas que documentan su día, obtenemos información sobre el último proyecto de Flora y su reflexión sobre algunos de sus objetivos y logros hasta el momento.

website_1.jpg

Frank: ¿Cuéntame sobre ti?

 

Flora: Mi nombre es Flora Scott, soy una fotógrafa, cineasta y artista visual de 21 años de Hackney.

 

Frank: ¿Qué vamos a hacer hoy?  

 

Flora: Hoy rodaremos con mi amiga y artista Talia. Le pedí que escribiera un poema el verano pasado y estamos juntando algunas imágenes para acompañarlo.  

 

Frank: ¿A quién disparamos?  

 

Flora: Talia. Ella es rapera, artista y poeta.  

 

Frank: ¿Sueles trabajar mucho con amigos?  

 

Flora: Yo diría que sí, creo que ciertas amistades permiten ese espacio para la colaboración 'profesional'. Creo que suele ser así como se puede hacer el mejor trabajo.

 

Frank: ¿Cuál es el proyecto más grande en el que has trabajado?  

 

Flora: ¿En qué tipo de medios? ¿Solo en general?  

 

Frank: ¿Cuál es el proyecto personal más grande en el que ha trabajado y cuál es el proyecto comercial más grande en el que ha trabajado?  

 

Flora: El proyecto personal más grande para mí, es mi archivo fotográfico 'Young London' en el que he estado trabajando desde que tenía 16 años (por lo que abarca aproximadamente 6 años en total en este momento). Su cuerpo está formado por fotografías que exploran lo que significa crecer en Londres; todas estas familias 'elegidas' que se pueden formar cuando conoces a tu gente cuando eres joven. Comercialmente hablando, en 2018 fue un gran problema para mí trabajar para Nike de la mano con Jorja Smith. Para mí, ella es una artista que recuerdo haber escuchado en soundcloud en mi habitación cuando empezó a lanzar música. Esa oportunidad para mí como fotógrafo fue un punto de inflexión, cuando realmente me di cuenta del potencial de mi trabajo para llegar lejos.

Frank: ¿Cómo está funcionando el proyecto de Jorja Smith?  

 

Flora: Fue una experiencia que me dejó boquiabierto (en el buen sentido).

  Solo recuerdo recibir una llamada inesperada durante la universidad, preguntándome si era algo con lo que quería estar a bordo e inmediatamente dije '¡sí!'. Creo que lo más valioso fue la oportunidad de trabajar junto a otras artistas jóvenes que tienen un gran talento, mientras nos guiaban mujeres mayores y más establecidas en la industria. Me emparejaron con Ana Sting e inmediatamente tuvimos una conexión. Para 2018 era importante para mí poder trabajar con una fotógrafa como Ana y que ella afirmara mi trabajo.  

Frank: ¿Cuál es la diferencia entre un proyecto personal y un proyecto comercial?  

Flora: Creo que si alguien te paga o te pide que realices un trabajo creativo para ellos, significa que han visto (estilísticamente) tu ojo creativo más puro a través de tu trabajo personal, ¿si eso tiene sentido? Con suerte, quien esté encargando un trabajo comercial reconoce esta singularidad y le permite llevarla a cualquier trabajo comercial que sea.

Frank: Cuando una marca se te acerca, ¿cuáles son las principales cosas que pides?  

Flora: Supongo cuál es el presupuesto, qué es lo que quieren de ti y cuánta libertad creativa habrá. Cuanta más claridad, más fácil se puede ejecutar el trabajo.  

Frank: ¿Qué cámara estás usando actualmente?   

Flora: En este momento he estado tomando prestada la Pentax 67 de mi amiga Connie, que es una cámara loca para disparar. Grita a Connie por eso. Solía disparar mucho (y todavía lo hago cuando estoy fuera de casa) en el punto y dispara, pero la calidad no se acerca a la que se obtiene cuando se trabaja con una cámara de formato medio como esa.  

Frank: Para alguien que está comenzando, ¿qué cámara recomendaría?  

Flora: Creo que para mí siempre, siempre sugeriría el Olympus Mju-ii. Mi papá me dio la suya cuando tenía 16 años y es la cámara más compacta y fácil de usar que tengo. Para mí, personalmente, lo que me encanta es la calidad cinematográfica que aporta a las imágenes. Muchas de mis fotografías favoritas se hicieron con esa cámara.

website_2.jpg

Confía en mi ojo y confía en mis instintos

website_3.jpg

Frank: ¿Por qué la película no es digital?  

Flora: No me gusta ver las fotografías en ese momento. Quiero tener que confiar en mi ojo y confiar en mis instintos (lo que significa que hay más posibilidades de arruinarlo).  

Frank: ¿Con qué película filmas?  

Flora: Portra 400 es mi destino actual.  

Frank: ¿Qué estás estudiando actualmente?  

Flora: Estoy en mi tercer año estudiando Práctica de Cine.

 

Frank: Noté que principalmente tomas fotos, ¿por qué no estudias Fotografía?  

Flora: Para mí, sé que quiero escribir y dirigir mis propias películas (al menos por ahora). La fotografía es algo que sentí que podría seguir aprendiendo fuera de la universidad, mientras que la educación cinematográfica más específica es algo a lo que realmente quería dedicar esos tres años para aprender. 

Frank: ¿Cuál es la diferencia entre fotografía y cine?  

Flora:  La película te sumerge en el mundo de otra persona, las fotos te permiten mirar.  

Frank: Entonces, ¿dirías que el cine es más poderoso que la fotografía?

 

Flora: Ambos son importantes, el cine y la fotografía se alimentan mutuamente.  uno siempre se inspira en el otro.  

Frank: ¿Qué te metió en el collage?  

Flora: Recuerdo haber hecho un taller de creación de fanzines que organizó la revista Brick y desde allí esa práctica de bricolaje se convirtió en parte de mi trabajo. Me gusta la fisicalidad de trabajar con mis manos.